jueves, 28 de julio de 2011

Travesía de Marbella: ¿Se puede nadar sobre un espigón? ¡¡Sí!!


El pasado domingo tuvo lugar la Travesía del Puerto Deportivo de Marbella, una cita tradicional y que cada año tiene una organización más cutre. No porque las personas que trabajen en ella no intenten hacer lo mejor posible, sino por la falta de personal, de presupuesto, e incluso este año sin camisetas de regalo y con las bebidas que daban a los nadadores a la llegada calientes. Independientemente de eso, 240 nadadores finalizaron la prueba, de unos 1.000 metros, con salida y llegada en playas diferentes, el recorrido habitual rodeando el puerto. Y realmente no sé ni quién ganó, creo que los hermanos Raso del Aquaslava Deporinter llegaron delante. Por categorías hubo triunfos para algunos nadadores del Mijas como Joaquín Canales, Cristine Gresset, Alejandro Castaño fue segundo; entre otros podios.
Y se preguntarán el por qué del titular. Yo iba nadando a un ritmo bueno para mí a una distancia de precaución de la escollera del puerto. De buenas a primeras un grupo de nadadores me alcanzó desde atrás, empezaron a darme palos y a empujarme hacia el espigón. Me ví nadando sobre rocas, hasta el punto en que me tuve que parar y reiniciar el nado hacia otro lado. Me costó volver a encontrar el ritmo y al final entré junto a Canales y otro nadador del Mijas, "Fuengirolo" para los amigos, con el otro antequerano travesero, Raúl Dómínguez llegando tres puestos después. No fue mi mejor travesía, pero hubo un gran ambiente, donde además me acompañó mi suegro que terminó honrosamente.
Nos vemos en el Puerto de Málaga.

domingo, 10 de julio de 2011

Tabarca-Santa Pola: ¿El portugués llevaba aletas?


Hugo Alberto Cardoso Rodríguez Alves Riveiro. Largo nombre para el ganador de la travesía a nado con más participantes y que año a año se convierte en la más prestigiosa del país, la Tabarca-Santa Pola, en la provincia de Alicante sobre 5.900 metros. Y creo que la victoria de este portugués le da a la travesía el "toque" internacional que le faltaba, aunque le ha quitado competitividad por el triunfo, ya que con 1 hora 8 minutos 27 segundos le ha sacado casi 7 minutos al segundo clasificado o primero de los terráqueos, Francesc Sucarrats, que ha vencido por poquito a Germán Malonda, que ha completado el podio de la general anticipándose a un grupo de una decena de nadadores.
La travesía ha vuelto a batir récord de participación (868 inscritos con 761 que finalizan) y ha sido un nuevo éxito organizativo por parte del Club Natación Alone, tanto en el cumplimiento de horarios, como en el acompañamiento y seguridad de nadadores, como el posterior refrigerio y regalos para los participantes.
En cuanto a mi participación, la travesía podría definirla como "saborear el éxito durante los primeros 500 metros en una travesía de 5.900". Y es que ya que vuelvo a hacer un viaje de más de cuatro horas, paso la noche en un hotel de mala muerte y me levanto a las 5 de la madrugada, había que intentar estar adelante para que mereciera la pena. Pero claro, ni tengo la calidad ni el estado de forma para ello. Lo cierto es que empecé bien, pero a partir de los 500 metros empezaron a adelantarme nadadores y así hasta el kilómetro 2. A partir de ahí me acoplé a un grupo con el que fui a un buen ritmo hasta el final. Y fue positivo porque con 1 hora 32 minutos rebajé en 13 minutos mi registro de hace dos años. Destacar también a la representación del Club Natación Mijas, formada por Alejandro Castaño, Manuel Pertínez y Ricardo de la Torre -llegando los tres juntos a la meta con 1 hora 25 minutos (la foto corresponde a ellos), África Bergillos (1 hora 36 minutos)  y Rafael de Valdés (1 hora 37 minutos).
Ahora a seguir entrenando para ir progresando de cara a las próximas travesías.