jueves, 21 de marzo de 2013

Nadando "a fondo" un 800 al aire libre en el mes de marzo


Tocaba el Open Pruebas de Fondo, tenía ganas de nadarlo, ya que este tipo de pruebas son las que personalmente mejor se me dan. Sin embargo, las condiciones no parecían ser las más idóneas, en un día de temporal de lluvia, se nadaba en una piscina al aire libre, aunque eso sí, climatizada. Por motivos laborales no pude asistir al 1.500 y llegué por la tarde para nadar el 800. Precisamente a esa hora, el sol salía intermitentemente y no se estaba mal en la piscina, aunque tenía otro problema añadido, llevaba unos dos años sin nadar en una piscina de 50, acostumbrado a la piscina de 25 de Aquaslava. Finalmente en el Open fui el único de mi club, por diferencias circunstancias de unos y otros allí me presenté, acompañado de Ana, con un objetivo, bajar de 11:30 en el 800, ya que aparece como mínima de mi categoría para el Campeonato de Europa de Eindhoven. Aún no tengo claro si iré o no, pero no dejaba de ser una motivación y además los ritmos a los que habían entrenador me decían que podía hacerlo. Casi que bastante con rebajar mínimamente la marca que hice en Almería en diciembre, que con la conversión de piscina corta a larga se quedaba en 11:31.

Me tocó nadar en la penúltima serie en la que llevaba el mejor tiempo. Durante las horas antes una única frase había rondado mi mente: "Me lancé y no dudé en imponer mi ritmo". Y así fue como nos lanzamos al agua. Y el primer 50 me sorprendió. Los nadadores de las calles 7 y 8 salieron muy rápido, yo, por la calle 4 me mantenía al ritmo del nadador de la calle 3 y cuando hice el primer 100 tuve la sensación de que lo estábamos haciendo muy rápido.


Aflojé un poco, empecé a dejarme llevar por el nadador del Mijas de la calle 3, los nadadores de las calles exteriores también bajaron y los superamos en torno al 300 y así me mantuve hasta el 600 cuando mi compañero de serie empezó a distanciarse, primero por centímetros y posteriormente unos metros hasta los 8 segundos finales. 



El último 100 lo hice ya fatal, sin duda pinché en el segundo 400, la marca final fue de 11'39", algo decepcionante, aunque después analizando los resultado y comparándome con el resto de nadadores, estuve más o menos en la línea de siempre o incluso algo mejor teniendo en cuenta las diferencias de anteriores campeonatos. La marca me sirvió para ser primero de la categoría 30-34 años masculina y décimo de la general de todos los máster incluyendo hombres y mujeres, aunque la conclusión la tengo clara ¡Hay que entrenar más y mejor!.