martes, 4 de junio de 2013

Buenas sensaciones en una travesía "a la antigua usanza"

Juan Carlos Sánchez, Miguel Ángel Martínez y Javier Lara.
Hasta última hora estuve decidiendo si ir o no, no estaba demasiado animado durante la semana por asuntos extradeportivos, pero la noche anterior me animé y decidí ir el sábado a hacer la Travesía a Nado de la Semana Náutica delo Club El Candado, en Málaga, unos 1.300 metros desde la playa de El Dedo hasta la playa al otro lado del Puerto de El Candado. Es una travesía de las pocas que aún se hacen a la antigua usanza. Sin arco de meta ni salida, usando las propias boyas de la playa para marcar el recorrido, sin chip y teniendo que pinchar el gorro al cruzar la meta para dejar constancia del orden de la clasificación. Todo esto se entiende cuando la inscripción es gratuita, pero es que además la organización estuvo muy bien, incluyendo fruta y bebida a la llegada. La travesía además incluía una prueba menor de 500 metros para nadadores menos experimentados.

Al llegar allí, con la hora justa, veo ya a casi todo el mundo preparado para la salida con su traje de neopreno. Otra vez el dichoso traje y yo, con mi mono de Triatlón Aquaslava, es decir, tela normal. Caminamos en grupo hacia la salida, calculo que había unos 40 nadadores, no muchos, pero me fijo en varias caras de triatletas conocidos y algunos de los habituales en travesías como Boni y Joaquín Morente, junto a dos antequeranos más, Juan Carlos Sánchez y Miguel Ángel Martínez, antiguos pupilos de mi época de entrenador para el Patronato de Antequera. También estaba el ganador del Iron People on the Beach, Antonio Cisneros.

La salida se da unos metros dentro del agua, bastante fría por cierto. De forma muy limpia me lanzo detrás de Antonio Cisneros y otro nadador, me veo tercero aunque casi en paralelo veo a otros dos nadadores, mi salida fue bastante buena, pero poco a poco, pese a que intento ponerme a pies de los líderes se me van escapando y los otros dos me adelantan para marcharse todos juntos. Todos llevaban neopreno, yo me quedo en tierra de nadie unos metros hasta que veo a aparecer en progresión por mi derecha a una nadadora, éramos los dos primeros con bañador textil. Decido esperarla y seguirle el ritmo, me pongo a sus pies aunque cuando me estoy acercando a ella noto una embestida desde atrás. Era Boni que me estaba siguiendo, parece que la chica se me va, esprinto y vuelvo a cogerle los pies, por momentos me llevaba con el gancho, pero me estabilizo y le sigo bien el ritmo, llegamos a una zona de rocas, por momentos parecía que las tocábamos al dar brazadas, ella afloja, yo me pongo a su altura, pero al verme vuelve a apretar. Estábamos ya acercándonos al final, levanto la cabeza y miro lo que queda, estábamos llegando a la última boya, pero veo que ella se abre demasiado, tenía intención de seguir adelante, yo me meto entonces por el interior, veo que ella me sigue no muy lejos, esprinto con todo lo que tengo, ella cada vez se acerca más, pero no me cogería. El problema era la salida, llena de rocas, me levanto, piso mal, me caigo y me golpeo en la pierna derecha y en la cadera, el dolor no importa, había que mantener la posición y entro quinto en meta, primero sin traje de neopreno, en una clasificación donde no hubo premios por categorías. Algo después entro Boni, que la semana anterior me ganó.

Primero en la travesía fue Javier Iglesias, triatleta del Novaschool Añoreta que al día siguiente ganó el SERTRI Málaga, segundo Antonio Cisneros y tercero Pablo Iglesias. La chica que entró detrás de mí, sexta de la general y primera fémina es Ana del Pino, una buena nadadora velocista habitual de Campeonatos de España incluso con un récord de Andalucía perteneciente al CDU Granada. Por tanto, quienes llegaron delante mía, competidores de calidad, yo acabé con un tiempo de 16'29" y con muy buenas sensaciones, también la semana de entrenamiento había sido mejor.

Ahora me temo que toca descansar de travesías hasta julio. La próxima cita de natación será el último fin de semana de junio con el Campeonato de Andalucía de Verano Máster en el Centro Acuático de Málaga. El sábado se disputa el Campeonato de Andalucía de Aguas Abiertas en Cádiz, pero al final he optado por no ir por problemas económicas, esta temporada no tengo mucho presupuesto, así que habrá que seleccionar más y quedarnos con las competiciones más cercanas, así es la vida de un nadador y trabajador autónomo.