lunes, 22 de julio de 2013

Travesía de Torre del Mar, el resultado que nunca habría pronosticado

Junto a José Carlos Rivas.
Por primera vez este verano con mi talismán Ana López como acompañante, llegábamos a la Travesía de Torre del Mar organizada por el Club Natación Axarquia y el patronato veleño. Con la hora justita para el marcaje del dorsal y recogida de gorro, calentamiento y ya pronto la salida. Eso sí, saludando a gente de mi club como los hermanos Rico, Pablo Cordero, José Carlos Rivas, y a un amplio colectivo de viejas glorias de la natación antequerana. Javier Rico era uno de los favoritos, ya ganó el año pasado, aunque veía un grupito de jóvenes nadadores del Torremolinos que daría batalla. En mi categoría senior había que prestar atención a un clásico como Hugo Quintana y al subcampeón del mundo de triatlón cross, Rubén Ruzafa, junto a habituales como Boni Azuaga.

Había que hacer un recorrido de 1.500 metros, con una primera  boya a 100 metros para girar a la izquierda y en paralelo a la costa, ya sin una boya más hasta un kilómetro más adelante (quizás la falta de referencias en el recorrido fue lo peor de una buena organización). Me puse por el lado corto en la salida, a la izquierda, muy abierto, junto a los hermanos Rico. Tras el pistoletazo, apenas un pasito y al agua, intenté tocar fondo para hacer un delfín, pero no encontré el suelo, me quedé clavado y tuve que esprintar fuerte para no perder el grupo, llevándome ahí algún golpe, pero casi nada comparado con Málaga. Rápidamente veo cómo se van algunos, entre ellos Javi Rico, yo voy en paralelo a su hermano Pablo, supero a un par de nadadores y me pongo a pies de otro pasando la primera boya. Hago bien el giro, levanto la cabeza, los primeros se van, pero no son muchos esta vez, a un par de cuerpos tengo dos nadadores, aprieto para cogerle los pies y ya seguiría con ellos durante toda la travesía con relativa calma, aunque con los típicos toques en los pies y roces durante la brazada porque éramos muchos. A falta de unos 500 metros hice un cambio de ritmo e intenté marcharme, pero fue imposible, me cogieron los pies fácil, así que decidí mantenerme en el numeroso grupo reservando algo para el final. 


Al girar la última boya, vi incluso como se añadió al grupo algún nadador más, no sé si porque se quedaron por delante o porque llegaron de atrás, pero hubo un sprint fuerte y creo que entré segundo de ese grupo, justo tras Hugo Quintana, delante de Pablo Rico, Rubén Ruzafa, Boni Azuaga, Pablo Cordero... ¡noveno de la general!

El sprint final sobre la arena.

Hice un tiempo de 20:44 y creo que la travesía estaba bien medida, así que creo que además buen tiempo. Finalmente se impuso un nadador del Torremolinos que había sido subcampeón de España de su categoría. Javi Rico terminó siendo quinto de la general y primer junior. Yo subí al podio senior junto a Quintana y Ruzafa. Quizás quede ahí la anécdota de la jornada, el lunes entrevisté a Ruzafa para la radio tras su subcampeonato mundial y unos días después me estaba subiendo a un podio con él, algo que nunca hubiese pronosticado.

Junto a Quintana y Ruzafa en el podio.
Y también quiero destacar a los Aquaslava Pablo Rico, cuarto en cadetes, y Pablo Cordero, cuarto en infantiles, increíble que entráramos cuatro Aquaslava entre los quince primeros de la general ¡A seguir!

Los cuatro Aquaslava entre los quince primeros de la general.
P. D: Es lunes y los resultados siguen sin haberse publicado por parte de gesconchip que parece que esta temporada no tienen la agilidad de años anteriores -algo similar ocurrió la pasada semana-, una lástima porque esta empresa siempre ha funcionado muy bien.

martes, 16 de julio de 2013

Travesía a Nado Solidaria Memorial García Zamudio, volvemos a las andadas en las salidas


Pensaba que me acompañarían más Aquaslavas a la Travesía que por tercer año se disputa en La Malagueta, pero al final hubo un reparto de nadadores y triatletas entre esta travesía y la de Salobreña, así que en Málaga nos quedamos Jesús Ramírez, la familia Villalón (Con Ignacio padre, Ignacio hijo y Fernando) y yo, con la baja a última hora de Marcelo Zárate, que tuvo una avería en el coche a la altura de Casabermeja. 

Es la segunda ocasión en que nado esta travesía de Brazadas Solidarias, pero esta vez con cambio de formato, consistente en una travesía "para expertos" de 2.500 metros, otra popular de 1.200 metros y una infantil de 500. Pese a que no había premios por categorías en la travesía larga y sí en la popular, me inscribí en la larga sabiendo que renunciaría a cualquier premio, aunque quería probarme con buenos nadadores, fundamentalmente el Real Club Mediterráneo en pleno.

Como estaba en Fuengirola fui hasta Málaga en tren y desde la estación a la playa tuve que darme una carrerita porque no iba muy bien de tiempo. Llegué algo apurado, pero a tiempo. Me marcaron, me puse el gorro, el mono Aquaslava, las gafas nuevas (unas Zoggs Predator), nadé un poco para calentar, pero no puede observar bien el recorrido, con una ida y vuelta a la playa, teniendo que salir a la orilla corriendo a hacer el giro, algo que detesto. 


Me coloqué en segunda fila en la salida, muy centrado porque veía que era la línea más corta hasta la primera boya en un claro error porque estaba rodeado excesivamente de nadadores, la mayoría inexpertos en aguas abiertas. Y efectivamente, al dar el bocinazo, niños a la izquierda, a la derecha, delante, detrás, arriba, abajo... hubo golpes y arañazos, me abrí un poco a la izquierda e intenté coger el ritmo. Al doblar la primera boya me vi muy retrasado y empecé a apretar. Cogí un buen ritmo y empecé a adelantar a nadadores, calculo que a una decena, llegaba a sus pies, veía que su ritmo era más bajo que el mío y los adelantaba. Claro que llegó un momento en que la línea de nadadores delante de mi se terminó y me vi encabezando un grupo secundario y con un hueco ya sobre el grupo delantero, también numeroso. Empecé a tirar a lo bestia, intentando reducir unas diferencias que no se reducían (por experiencia sabía que esos huecos difícilmente se remontan, pero no me quedaba otra que intentarlo). Y así fue, notando cómo tenía algunos nadadores a mis pies siguiéndome, marqué un ritmo fuerte hasta el ecuador de la prueba, pero el grupo de delante ya se había ido. Al salir a la orilla vi que tenía pegado a otro antequerano, Manuel Varo. Al entrar al agua me di cuenta de que tenía flato y me costaba nadar como antes. Me puse a pies de Varo y pude recuperar con relativa comodidad. Levantaba la cabeza y seguía viendo el grupo lejos, aunque se habían descolgado algunos nadadores que podíamos cazar. En los pies además notaba golpecitos, y en los últimos metros aparecieron otros nadadores, Duo Crooke y David Cámara, hubo incluso una confusión en la penúltima boya, pero todo se convirtió en un sprint final a cara de perro donde entró Cámara primero, segundo Crooke, yo tercero y detrás en el mismo segundo Varo. Mi puesto de la general fue el vigesimooctavo de casi 200 participantes con 44 minutos.


La verdad es que esperaba haber estado un poco más adelante, aunque analizando tiempos y otros rivales creo que no estuvo mal, quizás en la línea de las travesías del año pasado. 

La mañana la terminaría haciendo fotos de la travesía popular y de la infantil, con Fernando Villalón siendo tercero de su categoría para mi club.

Próxima parada, el domingo en Torre del Mar.

lunes, 1 de julio de 2013

Un buen final para la temporada de natación máster en Andalucía



Sabéis que muchas veces he sido bastante crítico con las competiciones de natación máster. No obstante, creo que en el Campeonato de Andalucía Open Máster de Verano se han cubierto las expectativas en cuanto a participación, calidad de competidores y organización. Han sido 14 récords de España y 43 de Andalucía. El CN Jerez DKV ha vuelto a proclamarse campeón de Andalucía, por delante del Bahía de Almería y un animoso Máster Huelva. Varios clubes de fuera de Andalucía contribuían a mejorar además el nivel. El equipo personal y humano de la Delegación Malagueña de Natación ha contribuido al buen desarrollo capitaneado por Toñi Vázquez, con el coordinador master Joaquín Canales de Mendoza, con Daniel Canales Ingram todo el día de un lado para otro colgando clasificaciones y toda la gente de una genial instalación como el Centro Acuático de Málaga. Lógicamente hemos echado en falta algún panel electrónico para ver los tiempos, pero parece que eso pasó ya a la historia en las competiciones master en Andalucía pese a que cada vez pagamos más.


En cuanto a nuestro club Aquaslava, cerramos la primera temporada. Hemos sido cuatro nadadores, al final sólo tres estuvimos en Málaga por la lesión de un compañero que nos dejó sin relevo, pero hemos puesto ya algunas bases para aumentar el equipo a partir de septiembre, el objetivo como mínimo será duplicarlo, poquito a poco se hace camino.

Comenzamos el sábado la jornada Kiko Muñoz, Emilio Ruiz y yo nadando el 400 libres. Yo he seguido acusando durante todo el campeonato mi mala adaptación a piscina de 50. No obstante estoy mejor de forma que en Almería, he mejorado tiempos, pero no en la medida que esperaba. 5.33 para ser segundo en la categoría 30-34 años. En la misma, Emilio Ruiz quedaba sexto con 6.02. Kiko Muñoz fue sexto en 35-39 años.

Por la tarde, Emilio nadó el 200 libres siendo quinto en 2.43 e igualando marca y yo nadé el 200 espalda, pese a que sólo entreno crol, pero es una prueba que me gusta y me divierte, hice 3.01, en mis tiempos habituales. 

A la mañana siguiente nos tiramos a la prueba de fondo, el 1.500, aunque Kiko Muñoz no pudo hacerlo porque se le había subido un gemelo mientras entrenaba ciclismo esa misma mañana, ya que además está preparando sus triatlones. Yo esperaba bajar de 21:30, pero había pasado mala noche, creo que excesivamente nervioso, y que me quedé en 22.05. Aún así volví a ser medalla de plata, mientras que Emilio Ruiz fue cuarto.


Terminaba así la competición para nosotros, volveremos para la temporada 2013-14 esperando ser más y mejores #GoAquaslava

@josejavilara