miércoles, 14 de agosto de 2013

Y cumplimos por noveno año consecutivo con la clásica del Puerto de Málaga


Este domingo volvíamos a la Travesía a Nado del Puerto de Málaga, lleva ya 54 ediciones y yo no he faltado en las nueve últimas, fue la primera que nadé, la que me hizo descubrir este fantástico mundo del deporte veraniego, así que intentaré ir mientras pueda. 

Había más de 600 inscritos, yo llegaba después de haber sido segundo el año pasado en categoría de no federado, este año, al haber estado compitiendo en máster, iba como federado, así que la categoría era más dura. Llegué bien de tiempo, como siempre viendo a muchos niños y niñas de clubes de Málaga, Granada, incluso de fuera de Andalucía, junto a otros habituales de las travesías, la gente del Mijas, Boni, el grupo de Antequera, algún conocido de Málaga... y tras el marcaje, dejar la mochila en el guardaropa, ponerme el gorro y toda la parafernalia habitual -este año con menos retrasos y colas-, espera durante unos minutos en el muelle hasta que nos dieran la señal para lanzarnos al agua, alinearnos y tomar la salida desde dentro del agua con un recorrido en forma de triángulo a una vuelta. 

Me lanzo al agua en segunda fila y me voy hacia la derecha intuyendo que es el lado corto, sin embargo hubo muchos problemas, ya que los piragüistas pese a sus amenazas de forma bastante agresiva no lograban alinear a los nadadores. Hubo un primer intento de escapada que no fructificó, pero como tras varios minutos todo continuaba igual, sin que la organización pusiera en orden al personal, desde un grupo de nadadores se empezó a gritar: "A la de tres salimos, una, dos y tres..." Esta vez sí fue la salida, aunque sin bocinazo. Yo precisamente estaba tras algunos de los nadadores que propiciaron esa salida y pude reaccionar rápido. Precisamente me coloqué detrás del triatleta Alejandro Cañas, que terminaría segundo. No le pude aguantar casi nada, pero al menos sí me sirvió para abrir camino y que la salida la tuviese algo más limpia. Sin embargo, a los pocos metros, empezaron a alcanzarme nadadores por la izquierda y por la derecha, algunos cruzándose y el nado hacia la primera boya se hizo algo difícil, aunque creo que aguantaba entre los 20 primeros puestos. Una vez hecho el giro, sin excesivos golpes, sí pude poner mi ritmo, aunque varios nadadores me superaron, yo intenté engancharme a pies y más o menos lo conseguí, pero perdiendo puestos. De hecho ya así continuaría toda la travesía que pasó rapidísimo. Llegando a la última boya vi cómo me superaba Lydia Gómez, intenté seguirla, aunque se me cruzaron varios nadadores y terminé llegando a diez segundos de ella.

Foto de www.diariosur.es
12'58" Tiempazo, el 36º de la general y 2º de mi categoría D Federado por detrás de Jaime Garrido Linares. También fui el segundo de todos los nadadores máster participantes y esta vez no me ganó ningún No Federado. Además, justo detrás mía llegaron Manuel Pertíñez y Ricardo de la Torre, que habitualmente siempre terminan delante mía, así que fue para estar satisfecho.

Podio en mi categoría junto a Jaime Garrido y Ricardo de la Torre, aunque recogió el premio su hermano Javier.

Lydia fue tercera en su categoría femenina.

lunes, 5 de agosto de 2013

Seguimos sumando metas, esta vez la bonita travesía de Rincón de la Victoria


Seguimos metidos de lleno en esta temporada que tanto nos gusta. Las travesías a nado volvieron el año pasado a Rincón de la Victoria gracias a Brazadas Solidarias y a Christian Jorgeneel. No pudo ser el año pasado pero sí éste cuando he podido disputarla, 2.200 metros saliendo de la Cala del Moral, terminando en Rincón y atravesando una zona de acantilados, conjunción deporte y naturaleza en su plena esencia con un sentido solidario. No se puede pedir más. Además, nuevamente mucha participación, 400 nadadores entre la distancia larga de 2.200 metros y la corta de 800, con 280 terminando la travesía larga, gran cifra.

Recogí el chip y el dorsal en la zona de meta y Ana me llevó en coche hasta la salida en la Cala, volviendo después ella a la llegada, eso me evitó un buen paseo a pie. Me coloqué en la salida por el lado izquierdo teóricamente corto, por allí estaban los triatletas de Aquaslava Javi y Pablo Rico y los nadadores que son referencia en mi categoría Antonio Cisneros y Jaime Garrido, aunque esta vez estaba además el olímpico Guillermo Mediano. Se dio la salida y me noté falto de chispa, rápidamente me veo nadando a la izquierda de todo el paquete, evitando golpes, aunque con malas sensaciones porque no cogía el ritmo, encima tenía que dejar la boya a la izquierda con un gran pelotón viendo ya como se estaba pegando... la cogí lo más cerrado posible, casi sin incidencias, junto a Boni Azuaga que en esos primeros metros me acompañó. 

Con el gran Boni Azuaga.
Al girar la boya estuve un poco nadando en aquel grupo, iba en esos metros orientándome bien, había boyas rojas haciendo una calle con las boyas amarillas de delimitación costera e intenté ir recto, pero poco a poco me fui encontrando mejor. Iba a pies de otro nadadores, levanté la cabeza y vi que se le estaban marchando algunos por delante, esprinté para cogerlos y los alcancé, mi cuerpo iba reaccionando bien, metí una marcha más y parecía aguantarla. De repente se acabaron las boyas rojas, llegamos a la bonita zona de los acantilados, sólo boyas amarillas, así que decidí seguir a los nadadores que llevaba por delante, precisamente había otro grupo de unas cinco o seis unidades a unos diez metros. 

Travesía por la zona de acantilados. Foto www.diariosur.es
Pegué un nuevo tirón, todavía pude poner otra marcha más y los alcancé llevándome a un nadador a pies, pero conecté. Marchaba un triatleta del Pedregalejo y al único al que reconocí fue a Ricardo de la Torre. Todavía quedaba, ya estábamos en la playa de Rincón, pero no sabía exactamente la distancia hasta meta. Como me había pegado un buen calentó para enlazar, estuve un momento a cola de grupo intentando tomar aire, aunque el ritmo era elevado por momentos, aunque en otras ocasiones parecía pararse un poco, también haciendo algunas "eses" en el recorrido. Intenté adelantar nadadores, uno, otro, otro, aunque hubo algunos goles, en una boya me volvieron a adelantar, empezaba a notar ya que iba justito de fuerzas, no tenía para otro cambio más y llegamos a la recta final, todos muy igualados, salí del agua con el grupo con la intención de esprintar sobre la arena, parecía que cogía a alguno, pero justo cuando iba a pasar sobre la línea de meta, trastabillo, creo que con la alfombra del cronometraje y caigo al suelo, lo que me hizo terminar el último del grupo... 


Al final posición 25º de la general, 8º de una durísima categoría Master 30 con triunfo para Guillermo Mediano. Es curioso que esta temporada estoy haciendo mejores tiempos y el podio que el año pasado era habitual se me está resistiendo salvo en Torre del Mar. Eso es muestra del nivel de natación que están cogiendo las travesías y, en concreto, mi categoría.

Llegada de Guillermo Mediano.
También buena presencia de mi club Aquaslava, con Javi Rico llegando décimo de la general, buen papel de Pablo Rico y finalizando triatletas como Enrique Carrillo, Raúl Serrano, José Carlos Rivas, Marcelo Zárate, Miguel Ángel Velázquez ¡Grandes!

Y seguimos, el próximo domingo, la tradicional Travesía a Nado del Puerto de Málaga.

jueves, 1 de agosto de 2013

La Travesía de la Cala de Mijas sigue creciendo



Seguimos avanzando en este verano de travesías. El pasado domingo estuvimos en la II Travesía de La Cala de Mijas organizada por los amigos del Club Natación Mijas master. Hasta allí me desplacé con Emilio Ruiz para encontrarnos con otros triatletas del club como Jesús Ramírez, Carlos Pascual, Daniel Pascual, los nadadores Pablo Cordero, Lydia Gómez y todo el grupo de antequeranos con María Fernández, Noemi Anguita, Juan Carlos Sánchez y José Páez. La primera sorpresa es que el agua estaba congelada, también parecía que había corriente a favor, aunque conforme se acercaba la hora de la salida el viento fue rolando, además mucha participación, más de 200 nadadores. El recorrido era desde la playa del Bombo hasta la playa del Torreón, en línea recta, de no ser que a mitad de trayecto había un punto de cronometraje intermedio en el que había que volver a la orilla, salirse y regresar al agua hasta el final. 

Tras esperar unos minutos en la cola, rumbo a la salida, en una zona de rocas, por un carril náutico, quizás estrecho para muchos nadadores. Y efectivamente así fue. Tras guardar un minuto de silencio por las víctimas del accidente de tren en Galicia, salida rápida, yo me había colocado por la izquierda, en el teórico lado corto, junto a Boni Azuaga, hice la salida rápido, pero en seguida empezaron a adelantarme nadadores, por ambos lados, intenté mantener una línea recta, pero recibí goles por un lado y por otro, me abrí a la derecha, me costó encontrar el ritmo, se me hizo eterno el tramo hasta la primera boya, llegué, todo se tranquilizó y me vi en un grupo que intenté seguir, me costó, pero puse mi ritmo, aunque seguía habiendo empujones, golpes por delante y por detrás. 


Las sensaciones no eran buenas, llegó la salida en el punto intermedio, pensando que con la travesía perdida, pero me vi fuera del agua justo tras Jesús Mackintosh, así que pensé que no iría tan mal. Intenté pegarme a sus pies, llegué a la boya del giro junto a él, pero poco a poco empezó a escaparse, hasta que le perdí los pies, me desanimé y además me desorienté, me fui demasiado hacia el interior, acercándome más a la playa. Por la derecha noté que venía y me superó el mismo grupo en el que me encontraba antes de llegar al punto intermedio, volví con ellos, pero ya me encontraba un poco cansado y empezaba a notar un poco más el frío, me superaron todos, al final esprinté, corrí, pero no superé a nadie antes de cruzar la línea de meta, al final puesto 33º de la general, había pasado el 32º por el punto intermedio, precisamente uno de los que me superó fue el tercer clasificado de mi categoría, yo fui cuarto, a diez segundos, una lástima.


La travesía dejó además numerosas magulladuras de nadadores que chocaron con las boyas y varias hipotermias, pero creo que esta travesía de La Cala de Mijas sigue creciendo, este año además con paella a la finalización, además de un buen avituallamiento, no pude quedarme porque trabajaba en Antequera a las 4 de la tarde, pero hay que felicitar a la organización.